Blog, Estilo de Vida Saludable

Sopa de letras: Recuperar lo tradicional para innovar

Junto a nuestros primeros platos, los modernos aparatos de cocina, los hornos, las comidas rápidas y los alimentos preparados, siempre hay un plato que de repente retomamos y nos alegramos de no haber olvidado. Y es que este plato es versátil donde los haya. No hay nadie a quien no le guste. Es uno de los menús más antiguos, sencillos de elaborar y reconfortantes que ha conocido la humanidad. Estoy hablando de la sopa. Este libro supone una reivindicación para que las sopas y las cremas recuperen el lugar que durante cientos de años han ocupado en nuestra cocina. En diferentes épocas históricas la sopa ha estado siempre presente en nuestras mesas, independientemente de la cultura y de la clase social. Ha representado tanto un manjar para los paladares más exquisitos como un salvavidas para gran parte de la población en épocas de guerra y de carencia. No importa las circunstancias históricas, sociales y políticas del momento, la sopa siempre ha estado presente para alimentar a gran parte de la humanidad.

En los últimos años se ha relegado a entrante de menú, especialmente para templarse en épocas de frío; o bien se utiliza para aprovechar las sobras y así no desechar alimentos, o como comodín cuando no hay una mejor opción en mente para ese momento. Pues bien, aunque puede seguir siendo todo esto, también se puede hacer de la sopa un delicioso manjar ya que no hay otro plato que dé más juego en la cocina que el protagonista de este libro. Su versatilidad no tiene límites. Solo los que tú le pongas. Podemos utilizar cualquier alimento (verduras, frutas, legumbres, cereales, frutos secos, semillas…), en cualquiera de sus variadas formas (bebidas vegetales, germinados, aguas enzimáticas, mantequillas y concentrados), usar diferentes texturas (sopa, consomé o crema), servir a diferentes temperaturas (fría o caliente), llenarla de nutrientes saludables (vitaminas, minerales, proteínas, enzimas), jugar con los sabores y aromas gracias a las especias, emplear ingredientes crudos o cocinados, y elegir el color que queramos o dejar que la naturaleza cree el color con los ingredientes que le pongamos. En fin, utiliza tu imaginación y experimenta: el límite está en la creatividad con la que te manejes en la cocina y en el tiempo y los ingredientes que tengas en ese momento. Las ochenta recetas de sopas y cremas que te presento en este libro son una base sobre la que empezar a elaborar tus propias recetas. Si no sabes por dónde empezar, aquí tienes una buena selección de las mejores sopas que he tenido la oportunidad de elaborar. Algunas son mías y otras de personas a las que sigo en las redes y que me inspiran en mi manera de cocinar. A todas ellas les une su gusto por la alimentación saludable y la generosidad que desprenden al compartir las recetas de sus elaboraciones a través de diferentes medios. Estas recetas no son inamovibles, sino que sus ingredientes están en continua transformación gracias a las personas que las elaboran. Tú puedes convertirte en una de estas personas. Te animo a que lo hagas.

Espero que este libro te guste. Sobre todo espero que te motive a cocinar sopas y cremas que os nutran tanto a ti como a tu familia con ingredientes saludables y naturales.

Introducción del libro Super Sopas.

Autora: Ana Benítez

Otras entradas que te pueden interesar

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.