Aprovecha el teletrabajo para decir adiós a la silla

Recomendaciones de la experta en biomecánica Katy Bowman

20 / abr / 20

 

 

¿Pasas demasiadas horas sentada, en la misma postura, bajo la misma luz y frente a la misma pantalla? Es la nueva tiranía de nuestro tiempo. Y ahora, con el teletrabajo, si no aprendes a establecer límites, esta situación no irá a mejor…

 Como indica la experta en biomecánica, Katy Bowman, la necesidad de movimiento está escrita en nuestros genes, es inherente a nuestra naturaleza humana. Nada destruye más nuestro delicado equilibrio físico y mental que el sedentarismo.

 Pero, ¿es el sedentarismo el nuevo tabaquismo? Bowman de nuevo responde de manera sorprendente a través de las páginas de su libro Adiós a la silla: “Pues la verdad es que no todo está en cambiar una mesa estándar por otra alta. Si estás de pie frente a ella todo el día en la misma posición, no habrá ninguna diferencia... salvo que estarás más cansado, agarrotado y dolorido». El verdadero problema no es el hecho de estar sentado: es hacerlo siempre en una misma posición, un hábito que literalmente nos enferma de muchísimas formas.
 

El veneno está en la dosis

El simple hecho de colocar el trasero en la silla no te enferma; como se suele decir: «el veneno está en la dosis». Por esto, los cambios de postura pueden favorecer la salud del mismo modo que lo puede hacer el hecho de ponerse de pie y moverse de vez en cuando, lo cual es una estupenda noticia para los millones de personas que no están lo bastante en forma como para permanecer de pie la mayor parte del tiempo.

¿La mejor posición ergónomica?... NO existe

No te dejes engañar. No existe una misma postura que durante mucho tiempo se reconozca como sana; solo un modo de hacerlo que provoque menor daño a las partes que se resienten con esta cronificación de la postura. Desde un punto de vista terapéutico, lo habitual es que intentemos resolver los problemas de dolor buscando una posición del cuerpo «mejor» que la actual. Pero el problema de nuestro cuerpo raramente es la postura en que lo colocamos; el problema es la alta frecuencia con que lo mantenemos en una misma posición.

 A través de este libro aprenderás:

· Que afortunadamente, podemos invertir nuestra actual tendencia la inactividad mediante sencillos y poderosos cambios cuyos beneficios, en términos de bienestar, creatividad y rendimiento, se manifiestan en muy poco tiempo.

· Sobre los problemas que genera la organización de las oficinas convencionales y otros espacios de trabajo (incluidos los de casa).

· Consejos imprescindibles para cualquier persona que desee aumentar su tiempo diario de movimiento y mejorar su salud sin sacrificar su productividad en el trabajo.

 

 

Compartir Facebook Twitter

0 Comentarios ¡ Se el primero en comentarlo ! Conéctate